domingo, 14 de febrero de 2016

"Pobre o Libre..." La Fotografía como testigo de la realidad.

Steve McCurry dijo en una ocasión: "Si sabes esperar la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz."  y a veces, ni siquiera es necesario esperar mucho. Yo siempre he defendido la idea de la Fotografía como vehículo de expresión artística y que un fotógrafo no debía ser necesariamente un "notario de la realidad" pero hay ocasiones en las que el fotógrafo no sólo no debe modificar esa realidad, si no que debe hacer uso de ella para plasmar una realidad importante e incluso incómoda...

Cuando realicé esta fotografía, que pronto va a formar parte de la exposición colectiva de la Federación Levantina de Fotografía en Festimatge, el festival internacional de Calella, lo creáis o no, mi única preocupación fue conseguir dotar a este retrato de la Dignidad que, no sólo merece la persona fotografiada, si no que además transmitía desde su situación de extrema pobreza...

Creo que esto, conseguir un retrato que resaltara la dignidad como ser humano, mas allá de la situación en la que se encontraba, de la persona que encaraba su mirada hacia el objetivo de mi cámara, era la cuestión mas importante de la realización de esa fotografía. Reto superado. Se podrá valorar mejor o peor desde el punto de vista técnico o artístico el resultado final de esta imagen, pero desde luego no se me podrá achacar que no consiguiera un retrato digno de ese hombre...

Se puede, a veces hasta se debe, compatibilizar la estética fotográfica personal que, a modo de cierto estilo peculiar, a uno le gusta imprimir en las imagenes que construye sin que por eso se pierda la esencia de esa realidad, muchas veces incómoda, que tratamos de representar en nuestras fotografías. Creo que este es uno de esos casos.

Si una fotografía la construye el Fotógrafo pero también el espectador que la contempla, es por tanto tarea de todos valorar en su justa medida las consecuencias y las implicaciones que el mensaje contenido en la imagen nos muestra.

La Fotografía, como cualquier otra manifestación artística, además de vehículo de transmisión artística y estética, puede ser testimonio social y crónica de un tiempo sin que por ello deje de lado su faceta plástica. Simplemente  requiere de una ética que no ahonde en el problema si no que lo presente en toda su dimensión y si puede ser, con cierta estética narrativa que  dote de un plus a la información contenida...




Publicar un comentario