martes, 15 de octubre de 2013

"Mas Frágil que una gota de agua..." (una gota de agua en una burbuja de jabón,,,) BTK 3.0 Ed.2013 semana 6: Tema: Fragilidad.

En alguna ocasión todos nos hemos sorprendido al contemplar fotografías sobre gotas de agua que el fotógrafo ha congelado mientras salpicaban al impactar sobre un líquido, tomas a veces de imagenes que parecen imposibles. Las fotografías sobre gotas son un tema recurrente que, bastante agradecido si conseguimos la toma adecuada, en alguna ocasión a lo largo del periodo de aprendizaje del fotógrafo todos hemos intentado realizar.

Fred McCullin dijo en una ocasión que "la Fotografía no puede cambiar la realidad, pero si mostrarla", y en este caso, lo importante no es ya tanto la interpretación subjetiva de la realidad por el fotógrafo si no tratar de mostrar la increíble realidad sin mas adornos.

En esta ocasión y bajo el tema semanal de la BTK "Fragilidad" que nos planteó Kainpower mi propuesta ha sido una imagen de una gota de agua salpicando pero, tras ver la interpretación espléndida del fotógrafo amigo Marc Cuscó de la gota en versión "multicolor", dándole una vuelta de tuerca al concepto de fragilidad basado en la gota, la idea final ha sido una gota de agua dentro de una pompa de jabón.

La cuestión suscitaba algunas dificultades técnicas precisamente por la extrema fragilidad de la burbuja de jabón, pero convencido de que era posible pues había observado en alguna ocasión que las gotas de agua pueden atravesar las burbujas sin explotarlas, decidí intentar ese reto, el resultado no ha sido estéticamente perfecto, pero he podido conseguir la ansiada foto que, al final, es lo que importa.

Normalmente los preparativos para realizar una toma de gotas de agua se suelen reducir a una bandeja mas o menos profunda llena de agua y un "cuentagotas" (además de los elementos técnicos habituales comunes a la mayoría de fotos de estudio o de producto, lamparas o flashes, reflectores, cámara...). pero en este caso, para conseguir además el plus de la burbuja atravesada por el agua, se necesitaba también agua jabonosa y una pajita o cañita de refresco, con la que, untándola de agua jabonosa y soplando a través de ella crear la burbuja sobre la superficie del agua.



Una de las claves para conseguir una buena foto siempre es un buen enfoque, algo que en este tipo de fotografías es mas complejo por el escaso contraste que suele presentar el agua en el recipiente, apara ello usé una cinta métrica de costura, la situé cruzando por el punto en el que quería dejar caer la gota en la burbuja y enfoqué sobre ella en modo manual fijando así el enfoque.

 Detalle de la cinta métrica en la que enfocar con mas precisión




Calculé la exposición que iba a iluminar con dos flashes esclavos mediante fotocélula (el sistema mas barato que hay para usar múltiples flashes ) cuidando de apuntar el flash principal hacia el techo para que no incidiera su luz apenas sobre la bandeja de agua y solo sirviera para disparar los otros puntos de luz esclavos.

Un detalle muy importante: para realizar esta fotografía de gota  de agua es imprescindible o bien un cable disparador o bien un disparador remoto por infrarrojos, de lo contrario es practicamente imposible coordinar el disparo y la gota para que coincidan en el tiempo y podamos tomar nuestra foto. En mi caso opté por disparador remoto por comodidad (decir que en la Canon 1100D sólo funciona el disparador remoto si se acopla un grip con receptor Ir integrado, pues la cámara carece de este receptor).

Tras estos preparativos, me armé de paciencia, y comencé la sesión, algunos fotógrafos dedicados a este tipo de fotografía afirrnman que para un fotógrafo poco iniciado en este tema de la gota, suelen ser necesarios entre 120 y 200 disparos aprox. para conseguir la imagen nítida de la gota, y que con la practica con entre 30 y 50 deberían ser suficientes. Decir que yo tuve suerte, en apenas 25 o 30 disparos conseguí captar la gota salpicando dentro de la burbuja.

Con la pajita de refresco, soplando, hice una burbuja que ayudandome de la misma pajita coloqué en el centro del recipiente y comencé el proceso de disparo y goteo.
Mi imagen tiene un fallo que solo conseguí paliar a medias con el procesado en Ps y que es necesario comentar para evitar que otros fotógrafos que se animen a intentar este tipo de fotos lo puedan cometer, el recipiente que utilicé tenía una textura muy pronunciada con lo que, al tener muy poca profundidad (un par de centímetros de agua apenas) emborronó con aparente falta de nitidez el resto del encuadre, afeando así la imagen final, es necesario un recipiente sin textura a ser posible completamente liso.

A continuación la imagen final:



Toma: Canon Eos 1100D con objetivo  canon 75-300 Ef-S f/4-5.6 con una distancia focal de 210 mm una apertura de f/8 a 1/200 y  1600 ISO

El procesado tan solo tiene una ligera corrección de niveles, recuperación de zonas sobreexpuestas en ACR y un filtro cálido al 32% para compensar los tonos demasiado fríos que resultaron. Lo dicho, estéticamente no es el mejor resultado pero no me negareis que la gota en el interior de una burbuja no es impactante.

La próxima semana una foto en B/N, tema semanal propuesto por el compañero Mario Pellitero, justo ganador de esta semana con su estupenda fotografía sobre fragilidad.
Saludos.
Publicar un comentario