sábado, 14 de enero de 2017

Sin Móvil gracias a Yoigo (y sus errores)

Segundo día SIN MÓVIL por cortesía de los amigos de Yoigo y aún estoy Vivo!
espera...si, tengo pulso...Es RARO, de verdad es raro esto de estar sin móvil, me parece raro estar
escribiendo esta entrada de face desde un ordenador después de tanto tiempo haciéndolo desde mi móvil. De hecho, ayer por la tarde de vez en cuando aun sacaba del bolsillo el móvil, inerte, e intentaba en vano leer los wahatsapps, los correos...nada, MUERTO!...

Pero vayamos por partes, este “experimento sociológico” (por llamarlo de alguna manera) que, muy amablemente, me han proporcionado los amigos de Yoigo (no os parece que esta compañía tiene un nombre como de yogur infantil? Jaja) , ésta experiencia, decía, que me han proporcionado mis amigos de Yoigo (por mi bien, estoy seguro) gracias a su peculiar manera de entender la Atención al Cliente, está motivada por un “pequeño” error de logística, creo que lo laman así, pero...seguro que no entendéis nada, perdonad, me expreso un poco espeso, será por estar mas de 24 horas sin móvil, jajaja...realicé una portabilidad de dos líneas, la mía y la de mi mujer, desde Vodafone (un mal menor, todo hay que decirlo) hacia Yoigo, una oferta que no podía rechazar (casi como si estuviera viendo a Brando con dos bolitas de algodón en sus carrillos en el papel de Vito Corleone), me regalaban dos terminales que no están mal, una reducción en el precio de las tarifas, muchas facilidades para pasarme de una compañía a otra...todo parecía perfecto...o no?...

Si, todo marchaba bien hasta el momento en el que “alguien”, en ¨algún sitio”, por “algo”, pulsaba en el teclado una fatídica combinación de caracteres, supongo que por error, y mandaba los dos paquetes con mis flamantes terminales y mis nuevas tarjetas SIM a la oficina postal de la población equivocada...bueno, eso no es para tanto pensareis algun@s...ya, pero es que la población equivocada estaba, además, en la provincia equivocada...silencio en la pradera...sólo el sonido del viento...

Tampoco parecía un gran problema en un principio, no? Llamo a Yoigo les comento el “pequeño error” , lo solucionan razonablemente rápido y...aquí Paz y después Gloria, a que si? A que pensabais que esto iba a terminar así?...pues NO! Ese era un fin muy aburrido para los simpáticos chicos de Yoigo que, debido a sus ganas de “agradar” me tenían reservada una sorpresa: iba a estar sin móvil por tiempo indefinido, experiencia enriquecedora donde las haya, demostrándome así, a mi mismo, que uno puede estar sin móvil y no morir en el intento...muchas gracias amiguetes de Yoigo, sois un cielo, de nubarrones y tormenta perfecta si, pero un cielo...

Claro está, esto no es mas que un...sucinto resumen de todas las peripecias que me han llevado hasta este punto,,,os he evitado llamadas, mas llamadas, después de estas llamadas, unas cuantas llamadas mas, y excusas...variadas e incluso hasta excusas peregrinas...como la de que ellos no podían hacer nada y que lo que debería hacer es coger mi coche (como saben estos chavalines que yo tengo coche, podría no tenerlo...en fin, no se) y acercarme hasta esa localidad, de la provincia de Valencia, pedir permiso en mi trabajo (con el consiguiente descuento de esas horas perdidas, naturalmente) para poder realizar semejante viaje iniciatico, confundir a mi mujer que mira desconcertada el cariz que esto va tomando y, etc. etc. etc....

Me dijeron, primero, que no había problema, que Yoigo y sus muchachos lo solucionarían en breve, literalmente que no me preocupara...posteriormente, otro de los empleados de la operadora, me insinuó que quizás se podría reenviar desde la oficina de esa localidad hasta la de aquí al lado, en Segorbe, a poco mas de 1 Km de aquí...como comprobaba que el estado de mi pedido no variaba, volvía a contactar con ellos y...Ostias! La cosa había cambiado, la Humanidad ha puesto 17 misiones espaciales en la Luna, ha mandado varias sondas espaciales a Marte, ha conseguido que
que un tipo cono Trump llegue a la Casa Blanca (no al Madrid no, a la otra casa blanca) y...Resulta que ES IMPOSIBLE, según ellos (los amables chicos de Yoigo, claro), que la operadora de telefonía recupere el envío y me lo redireccione hasta la oficina de correos mas próxima a mi domicilio...pero, ya os digo yo que...ESO NO ES VERDAD!! me podéis creer, lo sé seguro, no me cabe duda alguna, lo he consultado, mi mujer es empleada de correos y me ha asesorado...si, se puede, el envío es propiedad del remitente hasta el preciso momento en el que el cartero lo entrega (obviamente en ese instante pasa a ser propiedad del destinatario) y el remitente puede solicitar el redireccionamiento o la devolución a remitente del envío...eso es así y no de otro modo...
Pero bueno, creo que debo agradecer a estos amiguetes de Yoigo su interés por demostrarme que puedo vivir sin móvil y no caer en la mas oscura y negra pena...

Voy a tomarme la tensión, a ver si hay alguna modificación debida a la desconexión telefónica y a disfrutar de mi nueva vida sin wahtasapps, telegrams, y notificaciones varias...espero que si contratáis con Yoigo os ofrezcan mejores experiencias que a mi, estos simpáticas chavalines de Yoigo...

Mañana mas y...mejor?...
Publicar un comentario